Conocemos las claves

Conocemos las claves

El método de enseñanza de una segunda lengua por Inmersión Temprana es el más eficaz. Ahora, como padres, tenemos la oportunidad de exponer a nuestros hijos al inglés desde pequeños por diferentes medios como las guarderías y colegios bilingües, la televisión en versión original o las clases extraescolares de apoyo en inglés.

En Welcome to the World conocemos las claves para optimizar esa exposición al máximo. Por eso nuestro objetivo es combinar en cada clase las 4 claves del bilingüismo:

  • 🌎

    INGLÉS NATIVO

    Nuestros profesores son todos nativos para asegurar que el inglés que escuchan los niños en clase es exactamente el mismo que escucharían si sus padres fueran ingleses.

  • COMUNICACIÓN

    Sabemos que es necesario que exista una reciprocidad entre profesor y alumno para afianzar la adquisición de la lengua. Por eso priorizamos los juegos y actividades en grupo, las canciones, … en un ambiente confortable y seguro para fomentar la comunicación espontánea.

  • MOTIVACIÓN

    Todos somos conscientes de que no hay nada mejor que obligar a un niño a estudiar una materia para que la aborrezca. La motivación es clave para la adquisición de una lengua (como lo es para cualquier reto que nos propongamos) y por eso nos esforzamos para transmitir los conocimientos mediante la diversión

  • 🕔

    EXPOSICIÓN

    Las horas en Welcome to the World son la base sobre la que construir el castillo del bilingüismo. Y nos encantaría construirlo con vosotros. Por eso, hemos elaborado una lista de recursos bilingües que podéis utilizar fácilmente en casa para enriquecer las posibilidades de aprendizaje de vuestros hijos.

 

Guía para fomentar el bilingüismo en casa:

  1. Preparar pequeños espacios en los que utilicemos el inglés con naturalidad. Por ejemplo, vamos a elegir el momento de encender y apagar la televisión y utilizar las expresiones “Turn the tv on” y “Turn the tv off”. Otro ejemplo es utilizar “please”,  ”thank you”, “hello”, o “bye bye”. Es importante la repetición y la insistencia.
  2. Cuando les preguntamos, por ejemplo, si quieren agua, ir al parque o si quieren jugar al balón podemos hacerlo en inglés. Todos somos capaces, solo tenemos que preperárnoslo. Utilizaremos frases como “Do you want some water?”, “Do you want to go to the park?”, “Do you want to play?”. Prepara tu lista, mantenla sencilla y se constante.
  3. Gesticular al máximo: los niños no entienden las palabras la primera vez que las oyen pero por los gestos y la entonación asocian el significado con la palabra. Es importantísimo que utilicemos estas bazas. Cada vez que les preguntemos “do you want water?” tendremos el vaso de agua en una mano y lo señalaremos con la otra.
  4. Crea tus propios juegos en inglés. Por ejemplo, con palabras sencillas como “happy” y “angry” (feliz y enfadado) podemos hacer un juego con caras: dibujándolas o utilizando nuestros propios gestos para expresar emociones. Por ejemplo, en el “Juego de Feliz y Enfadado”, puedes utilizar las frases “I am happy” y “I am angry” acompañándolas de sonrisa, ojos abiertos y tono agradable mientras dices “I am happy”. Y adoptar una voz más grave y fruncir el ceño cuando dices “I am angry”. El juego y la diversión son claves del éxito.
  5. Escoge el momento: utiliza expresiones en inglés sólo en momentos de juego y diversión. Intenta evitarlo en momentos más conflictivos como para llamarle la atención, mandarle a la cama… Lo que tenemos que evitar es que asocie el inglés con momentos incómodos o desagradables para que no lo rechace. Por eso lo utilizaremos cuando vamos  a empezar una actividad que le encante. Por ejemplo puedes añadir estas ideas a tu lista: “Let’s play”, “let’s read a story”, “Let’s watch Pepa pig”.
  6. Es fundamental reforzar todos estos contenidos que utilizas en casa cuando sales fuera. Si hay una fuente puedes utilizar la pregunta “do you want some water?”.  En ese momento su cerebro empieza a conectar las palabras con su significado. Empezarás a verlo en pocas sesiones si eres constante. Si has jugado a “Happy or angry” utilízalo en la calle, te cruzarás con cientos de personas enfadadas o felices. Dile a tu niño “He is happy” o “She is angry”.
  7. Aprovecha las tecnologías: Dale sentido al tópico “ver la tele en inglés” sustituyéndolo por “veamos juntos tu dibujos favoritos en inglés”. Siéntate con él y estate atento a cualquier frase que atrapes. En ese momento repítela y dale vida con tus gestos. Por ejemplo, para ver Pepa pig en inglés escoge en tu TDT la opción de audio V.O. (Versión Original). Si el narrador dice “Pepa pig goes to visit her beloved grandma”, es muy probable que entiendas, sino todo, alguna palabra que contextualizarás con lo que estáis viendo. Aprovecha este momento y comenta esta imagen con tu hijo. “Look! Pepa is going to visit grandma”, “hello grandma!”, “say hello to grandma”; cualquier palabras que caces, dale vida con tus gestos. Y no olvides reforzar esos conceptos en la vida cotidiana. Cuando vayáis a ver a los abuelos utiliza las mismas expresiones.
  8. A demás existen multitud de canales: TDT, televisión por cable, Internet, dispositivos móviles con infinidad de aplicaciones pensadas para ellos y, por supuesto, en inglés. Os recomiendo que entréis en Youtube y disfrutéis de las canciones infantiles en inglés que incluyen letra, ¡y que podéis cantar!.
  9. Y por último, no te avergüences de hablar con tu hijo en inglés, sea cual sea tu nivel. Busca un aporte extra de inglés nativo de la mayor calidad posible y todo lo que tu hagas será el mayor regalo que le puedes hacer a tu hijo.
  10. Por supuesto siéntete libre de consultarnos y cuenta con nosotros para cualquier duda o simplemente para conversar a cerca del bilingüismo y de cómo fomentarlo en casa.

Muchos ánimos en esta aventura.

El equipo de Welcome to the World.

© Copyright - Welcome to the World - Web development by Juan Carlos Marcos